Consejos para hacer el embalaje de Libros

Consejos para hacer el embalaje de Libros

El embalaje de libros cuando se va a hacer una mudanza es una de las tareas más complejas, sobre todo si se dispone de una amplia biblioteca. con estos consejos para hacer el embalaje de libros te ayudamos a evitar muchos problemas. Es preciso dedicar tiempo para clasificarlos y organizarlos y evitar perderlos, la gran variedad de tamaños que pueden presentar es algo que puede dificultar su clasificación, también es importante tener en cuenta el peso que pueden llegar a tener sobre todo para no hacer cajas demasiado pesadas y de esta forma facilitar la carga en el trasporte.

Lo primero que se debe hacer es la selección de los libros:

Las mudanzas pueden considerarse el mejor momento para deshacerse de objetos, muebles o prendas de ropa que se han ido almacenando muchas veces sin ningún sentido y, en el caso de los libros, esta circunstancia puede ser mucho más determinante.

Libros que ya se han leído varias veces, enciclopedias o volúmenes sueltos que se han quedado completamente obsoletos, libros que se han empezado a leer y no te gustaron y siguen estando en tu biblioteca, etc. ocuparán un valioso espacio entre las cajas de la mudanza sin ser necesario.

Para deshacerse de ellos de la mejor forma y darles una segunda vida hay varias opciones:

  1. Venderlos: Acudir a librerías o establecimientos que compren ejemplares de segunda mano.
    Contactar con bibliotecas y asociaciones que, cada cierto tiempo, realicen campañas de recogida de libros o acepten donaciones particulares.
  2. Regalarlos a personas que los necesiten y tengan un espacio en sus bibliotecas de casa para conservarlos.
  3. Donarlos a las bibliotecas de Colegios o Universidades donde pueden ser de gran utilidad para los estudiantes.

Lo segundo es  el embalaje e identificación

El mejor sistema para el traslado de libros son las cajas de cartón ya que ofrecen una amplia gama de medidas que se adaptan a todos los tamaños, son resistentes y fáciles de transportar.

Lo mas importante es que, al llenarlas, estas cajas no deben superar los 20 kilos de peso, incluso se recomiendan pesos inferiores para evitar cargas excesivas. Por ello, es importante seleccionar el número de libros que se van a incluir en cada una en función de su tamaño y su peso.

Si las cajas tienen que ser grandes por las dimensiones de los ejemplares pero no se llegan a llenar por el peso de los mismos, se pueden completar con otros objetos o enseres voluminosos pero de poco peso que, incluso, pueden proteger los libros como toallas, mantas ligeras, etc.

Por ultimo, una vez llenas las cajas, es indicar en el exterior exactamente qué libros y objetos se incluyen y la habitación en la que se van a colocar en el destino para facilitar, entonces, la tarea de desembalaje y nueva clasificación.

Si te parece interesante esta información, compártela…

Abrir chat