Consejos para hacer la mudanza de obras de arte

Si estas pensando en realizar una mudanza y entre de tus enseres hay obras de arte de gran valor es muy importante informar a la empresa de mudanzas que realizará el traslado, por eso hoy te damos algunos consejos para hacer la mudanza de obras de arte.

A la hora de hacer una mudanza, los objetos y obras de arte deben quedar bien definidos, detallando con claridad cada objeto, este tipo de enseres tienen siempre un tratamiento diferente.

La empresa que contrates debe tener materiales específicos y personal especialista para llevarlo a cabo. Un manejo concreto, individual y adecuado a cada cosa en particular, tanto si se trata de un reloj de pared, un jarrón, un cuadro o una escultura.

Hay que tener en cuenta que trasladar obras de arte es una tarea delicada. Antes que nada recapitulemos los materiales de los que nos podemos servir para proteger lienzos y cuadros enmarcados. Existen cuatro embalajes específicos para lienzos y obras de arte:

1. Plástico con burbujas: papel especial que evita que el lienzo y la madera embalado transpire y sufra daños físicos.

2. Caja de cartón: ayuda a proteger la obra de arte, es muy importante previamente protegerla internamente con el plástico de burbujas.

3. jaula de madera: en ella se fija la pieza. Para mayor protección se recubre con láminas de goma espuma.

4. Caja de madera: utilizada en las mudanzas profesionales y aquellas relacionadas con museos y exposiciones. Es la opción más segura, y se recomienda añadirle manillas de agarre para poder mover la caja de madera sin contratiempos.

El procedimiento es similar con objetos como jarrones, relojes o esculturas: primero se envuelven en tela o papel especial, se recubren con porexpan y se rellena cualquier hueco que pudiera quedar entre el objeto y su caja para evitar que pueda moverse.

Cuando el objeto en cuestión necesita permanecer siempre en una determinada posición durante el traslado, o se trata de unidades excesivamente frágiles, los especialistas disponen de etiquetas y/o señales de “Muy Frágil”, así como la necesaria práctica para su manipulación.

A estos efectos, se debe incluir como ingrediente importante una “declaración de valor” (por unidad y de forma global) así como una identificación detallada de aquellos que puedan tener un valor particular: bienes de carácter artístico, histórico o de colección y aquellos cuyo valor unitario supere la cantidad de 500 euros.

A falta de esta declaración, la responsabilidad de la empresa de mudanza quedará limitada a una cantidad establecida por metro cúbico y por kilo. Igualmente, es elemental cerciorarse de que dicha empresa dispone de un seguro adecuado para este tipo de traslados.

Abrir chat