Consejos prácticos para la mudanza de los estudiantes

Consejos prácticos para la mudanza de los estudiantes

Los Estudiantes universitarios constantemente están con los preparativos para su regreso a las aulas, buscar piso, compañeros, comprar algún que otro mueble y organizar la mudanza, son algunas de las cosas que deben incluir en el desarrollo de sus estudios, por eso hoy te damos algunos consejos prácticos para la mudanza de los estudiantes que son importantes tener en cuenta.

 

Asumir un traslado de casa de los padres a un piso de estudiantes por un tiempo según los estudios, no supone la misma dificultad que mudarse de casa de forma permanente, pero de igual forma supone algo de trabajo, pues es conveniente decidir de antemano qué llevaremos y qué no, por eso queremos aportar algunas ideas y consejos que tal vez os sean de utilidad.

Mudanzas de Estudiantes

Lo primero a la hora de trasladar nuestra residencia a la ciudad donde se ubica nuestra universidad es buscar un piso y unos compañeros con los que compartirlo. Es importante conocer a aquellas personas con las que vamos a vivir porque así podremos ponernos de acuerdo con ellos a la hora de decorar y acondicionar la vivienda.

Una vez decididos los enseres que cada uno debe aportar a la vida en comunidad, habrá que seleccionar las pertenencias propias. Es recomendable reflexionar antes de comenzar a llenar las maletas de cosas y tener claro qué utensilios y muebles ya se encuentran en el piso que hemos alquilado. No dudes en llamar a tu casero si tienes cualquier duda, por ejemplo, sobre la vajilla. No tiene sentido ir cargado con una batería de cocina si la vivienda ya cuenta con una.

Conviene pensar de una vez en todo lo que necesitaremos a lo largo del curso y llevarlo en un mismo traslado.

Teniendo en cuenta esto te damos los siguientes consejos prácticos para la mudanza de los estudiantes, resaltando diez elementos que no pueden faltar en tu nueva casa si no están incluidos dentro del contrato de alquiler:

1. Dos juegos de sábanas para poder lavar uno y poner el otro limpio. Podéis reducirlos a uno solo si es que tenéis lavadora y secadora y estáis muy seguros de que os va a dar tiempo a quitar las sábanas por la mañana y a ponerlas limpias por la tarde.

2. Menaje de cocina: ya sea comprando o reuniendo lo imprescindible a base de compras aisladas. Muy importante, al menos, un cazo, una sartén y platos, vasos y cubiertos suficientes para ti tus compañeros de piso.

3. Una caja de herramientas, aunque tengáis la casa montada y todo instalado. Os lo aseguro por experiencia, seguro que se os rompe algo justo en domingo por la tarde, cuando no podáis ir a comprar ese destornillador de estrella que tanta falta os hace.

4. Una buena cama. de ninguna manera os mudéis a otra casa en la que no tengáis un buen sitio donde dormir. Un colchón hinchable puede pareceros una opción muy atractiva pero os aseguro que no duraréis en él más de tres o cuatro días dependiendo de vuestra edad. Invertid en salud y conseguid una buena cama.

5. Elementos para hacer la limpieza en casa, como escoba, fregona y recogedor. La aspiradora puede ser accesoria pero necesitáis tener con qué limpiar desde el primer día de vuestra nueva etapa.

6. Un lugar para tender, ya sea un tendedero exterior o uno interior en el que dejar que se seque la ropa. Lo ideal es tener los dos para no tener que depender de que no llueva en invierno para tener ropa limpia.

7. Electrodomésticos imprescindibles en una cocina serían un lugar donde calentar la comida (placa vitrocerámica, de gas o eléctrica) y un lugar donde conservar los alimentos, como una nevera.

8. Si vives en zonas con inviernos fríos, una estufa sería el mínimo. Sobre los ventiladores os lo dejo a vuestra elección.

9. Tened algunos libros en casa, aunque tengáis un ordenador que sea vuestra principal fuente de lecturas. Los libros pueden ser utilizados en algún momento además de servir como elemento decorativo o como un pasatiempo para momentos en los que necesitas leer algo físico que se pueda tocar, que se pueda oler y que te traiga recuerdos.

10. Al menos una planta, aunque sea artificial.  el verde de las plantas alegra cualquier espacio por aburrido que sea. Sí, es cierto que las plantas naturales requieren unos cuidados pero también vais a tener la suerte de tener un ser vivo que os alegrará cualquier rincón.

A la hora de empaquetar, procura separar en cajas los objetos destinados a cada lugar de la casa, esto no sólo ayudará a que el trabajo de desembalaje y localización de las cosas sea más fácil, sino que hará más sencillo que te percates de si te falta algo por incluir. Huye del caos y no lo guardes todo revuelto porque olvidarás incluir cosas y luego encima te costará localizar las que sí llevaste.

Ten especial cuidado con los objetos frágiles. Un clásico de las mudanzas a pisos de estudiantes es el ordenador personal. Sé cuidadoso a la hora de embalarlo y de trasladarlo para evitar que se dañe. Si vas a llevar cubiertos u objetos punzantes o frágiles envuélvelos en papel burbuja o papel de periódico para evitar disgustos. Lleva sólo la ropa de temporada, con toda seguridad el armario de tu dormitorio, si lo hay, será bastante pequeño. Y un último consejo: si estás dudando sobre si llevarte o no la plancha de la ropa y dejar a tu madre sin ella, ¡Olvídalo! Si dudas, es que no vas a planchar en todo el año. ¡Pero qué más da! ¡Los estudiantes estamos autorizados a ir arrugados!

¿Te ha parecido interesante?
Compártelo…

Abrir chat