Tu mascota en la mudanza

Tu mascota en la mudanza

Sabemos que mudarse puede ser una tarea complicada; y puede ser  traumático para tus mascotas. Tu mascota en la mudanza juega un papel muy importante por eso hacer un plan para realizar una mudanza que sea cómoda para la mascota es lo mejor por su bienestar.

1. Elabora una programación para tu mudanza.

Una vez que tengas todo planificado, podrás cuidar a tus mascotas de la mejor forma durante este proceso.

2. Llama al veterinario y programa una cita tan pronto como puedas.

prepara a tu perro para la mudanza

No esperes al último minuto.

Coméntale al veterinario que te vas a mudar. Pregúntale si conoce algún veterinario en el lugar a donde te mudarás, puede darte alguna sugerencia. Si tu mascota tiene algún problema que puede empeorar con la mudanza, debes consultarle sobre el tratamiento adecuado hasta que encuentres un nuevo veterinario.

Si se acerca una fecha en la que tu mascota debe ser vacunada, es buen momento para hacerlo. Encontrar un nuevo veterinario podría tomarte tiempo y podrías necesitar tener su registro de vacunas actualizado para abordar, viajar, o en alguna etapa durante el proceso de mudanza.

3. Verifica que tu nuevo hogar sea agradable para tu mascota

Deberás hacerlo antes de tomar la decisión de mudarte, pero una segunda revisión nunca está demás. Verifica que el edificio donde se encuentra tu piso, si es el caso, sea agradable para tu mascota. Si tienes un perro, cuando busques una casa, toma en cuenta que tenga un jardín trasero o algún parque cercano.

4. Si vas a volar con tu mascota, realiza la reservación de tu vuelo directamente con la aerolínea

Con frecuencia los gatos y perros pequeños pueden viajar contigo en la cabina en una pequeña jaula. Las mascotas más grandes y las jaulas grandes deben ser transportadas en el área de carga. Líneas abajo podrás ver algunas advertencias respecto a cómo minimizar los riesgos para tu mascota en el área de carga.

Confirma si la aerolínea en la que viajarás permite mascotas. Toma en cuenta que las aerolíneas tienen un reglamento bastante específico respecto al transporte de mascotas en el área de carga.

5. Programa el vuelo para el día de tu mudanza

Tener cajas por todos lados, los muebles desordenados, y la familia estresada puede

prepara a tu mascota para la mudanza

estresar también a tu mascota. Con gente entrando y saliendo, tu mascota podría escapar. Incluso la más educada podría huir debido al estrés. Una mascota puede salir fácilmente sin que nadie lo note en medio de todo el desorden. Si tu mascota está muy estresada podría no hacer caso a tu llamado. Considera llevar a tu mascota a una perrera dos días antes del vuelo, y programa pasar por ella el día del viaje, después que los camiones se hayan llevado todo y justo antes que salgas. Debido a que mucha gente se muda los fines de semana, y es ahí cuando la mayoría de la gente embarca a sus mascotas, deberás programar tu vuelo tan pronto como sepas qué día te mudarás. No esperes al último minuto, ya que podrías no tener suerte.

6. Programa una cita para el aseo y arreglo del pelo de tu mascota la misma semana de tu partida

Así tu mascota olerá bien, sus uñas estarán recortadas para que no malogre el interior del vehículo, y no llevarás una mascota sucia a tu nuevo hogar. Si tu perro es de pelo largo, pueden hacerle un buen corte. También puedes dar un buen cepillado al pelo de tu gato, ya que es probable que pierdan más pelo debido al estrés.

7. Si viajas por carretera, busca información sobre la ruta

Si pasarás la noche en algún lugar, asegúrate de conocer qué hoteles aceptan mascotas.

8. Haz una lista de las cosas que necesitarás para el camino, y asegúrate de que no sean empacadas para ir en el camión de mudanza.

Si te olvidas de apuntar algo en tu lista, alístalo ahora y no esperes hasta el día de la mudanza. En lugar de botar la ropa o almohadas viejas, puedes conservar algunas para el transportador de tu mascota. Mira la lista de «lo que necesitarás» líneas más abajo.

¿Tu transportador de mascota entra en tu coche? Necesitarás medirlo, y tal vez comprar uno nuevo.

Prepara una pequeña maleta o bolso para tu mascota.

9. Consiente a tu mascota durante esta etapa de estrés

Prepara a tu perro para la mudanza

Llévala de paseo, date tiempo para que jueguen y aliméntala con lo que más le gusta. Esto mejorará su actitud para el día de la mudanza. Con frecuencia las mascotas son lo último en lo que las personas piensan durante el estrés de la mudanza, por lo que éstas comienzan a sentir que no se les quiere o que están descuidadas, lo que puede ocasionar que sientan más estrés y tengan un mal comportamiento.

Si te parecen interesantes estos consejos, compártelos…

Abrir chat