Tips para proteger tus muebles y enseres si los almacenas en un guardamuebles

Tips para proteger tus muebles y enseres si los almacenas en un guardamuebles

Pensando en lo mejor para nuestros clientes, hemos elaborado una lista con algunos Tips para proteger tus muebles y enseres si los almacenas en un guardamuebles. En Mudanzas BCN Internacional estamos preparados para ofrecerles un servicio completo antes, durante y después de la mudanza.

1. Investiga tus opciones de almacenamiento

Guardar los muebles puede ser una decisión costosa. ¿Lo guardas a largo plazo o vendes los muebles y compras otros nuevos cuando llegue el momento? El coste medio de un Guardamuebles varía, pero en muchos casos, optar por guardar los muebles tiene sentido si está en medio de una mudanza o pasa por un momento de transición. A la hora de almacenar los muebles, la protección contra los elementos es primordial. Considere todas sus opciones antes de elegir un espacio de almacenamiento. Es esencial asegurarse de que todo esté limpio, seco y bien protegido.

2. Limpie todo a fondo

Cómo guardar los muebles: Proteja los muebles, no colocando nunca artículos sucios en el interior del guardamuebles. No sólo los olores ofensivos se desplazan a las unidades cercanas, sino que la limpieza también reducirá significativamente la posibilidad de moho y la cantidad de polvo en su espacio de almacenamiento. Algunos consejos para la limpieza de los muebles: Con los muebles de madera o plástico, utilice un jabón suave y agua. En el caso de los muebles de madera, especialmente los antiguos, utiliza un limpiador de madera. Asegúrate de limpiar también los artículos de tela, como los sofás o los cojines de los asientos, con un limpiador de telas o tapicerías. Comprueba que todo está completamente seco antes de empezar a empaquetarlo. Pule las secciones metálicas con un paño de pulido y un limpiador de metales.

3. Desmonte todo

Antes de trasladar los muebles de su ubicación original, desmonte todo lo que pueda: escritorios, estanterías, mesas, sillas y demás. Este paso hará que sean mucho más fáciles de embalar. Y también reducirá la probabilidad de romper o rayar algo. Ponga todos los tornillos, pernos, llaves Allen y otros objetos pequeños en una bolsa etiquetada, que se guardará junto al mueble al que pertenece.

4. Envuelva los muebles para su almacenamiento a largo plazo

Asegúrese de que todo esté completamente cubierto, incluido el suelo. Antes de meter cualquier cosa en su espacio de almacenamiento, coloque una lámina de plástico gruesa en el suelo para evitar que la humedad del suelo se filtre a sus muebles. Este paso es especialmente importante si no está en un espacio con climatización. Además, no coloque nunca los muebles sin cubrir en su lugar de almacenamiento. Utiliza sabanas viejas, mantas, telas o plásticos para cubrir las piezas y protegerlas del polvo y la humedad. Tenga cuidado de no envolver los muebles con cubiertas de plástico gruesas que sellan la humedad porque eso puede crear condensación y los muebles acabarían hinchándose. Envuelve los muebles para que puedan respirar, colocando el material sin apretar sobre ellos.

5. Proteja los artículos de cristal

¿Cómo proteger los muebles en el almacén? Como es lógico, los tableros de cristal y los espejos requieren algunas precauciones adicionales. En primer lugar, envuelva la pieza con papel de embalaje. No pegue el papel directamente al cristal, ya que dejará un residuo desagradable que tendrá que limpiar después. Después, cubra el cristal con papel de burbujas o coloque todo el artículo en una caja para mayor seguridad. Utilice una caja larga y ancha, pero relativamente plana, similar a la forma del cristal.

6. Levante los muebles del suelo

Siempre que almacene muebles sin control climático, evite poner los muebles o cualquier cosa que pueda estropearse directamente en el suelo. Si utilizas palés o bloques de hormigón para elevar el suelo, añadirás una capa extra de protección contra las inundaciones. Incluso una capa de cartón o una tela impermeable es mejor que nada.

7. No deje comida

Tanto si almacena muebles a largo plazo como sí lo hace durante unos meses, no deje nunca nada perecedero en su almacén que pueda atraer a insectos o bichos no deseados. Este consejo se extiende a todas las cajas de cartón que utilice: no utilice nunca nada que haya venido previamente de una tienda de comestibles o que pueda estar sucio de alguna manera. Aunque las instalaciones de los guardamuebles son tratadas con control de plagas regularmente, es mejor evitar que algún resto de comida atraiga bichos.

8. No metas demasiadas cosas dentro

La mejor manera de guardar los muebles en un trastero es no excederse. Una forma segura de romper algo valioso es meter demasiado en su guardamuebles. Tómese un momento para organizar su espacio de almacenamiento para facilitar el acceso. Empaque los muebles metódicamente, comenzando por las piezas más grandes y trabajando en las cajas y artículos pequeños al final. Asegúrese de que siempre haya un pasillo para acceder a la parte trasera y a los lados de su guardamuebles. Intente mantener su espacio de almacenamiento limpio y ordenado para proteger los muebles y otros contenidos. Si intentas meter más y más cosas, corres el riesgo de derribarlas, doblarlas y causar otros daños.

En Mudanzas BCN trabajamos siempre para ofrecerte el mejor servicio.

¿Te ha parecido interesante?
Compártelo

Abrir chat